sábado, 21 de abril de 2007

Mawaca [el canto del mundo]

El grupo Mawaca, que se presentó el pasado jueves en el marco del VI Festival Internacional de Teatro de Santa Cruz, se sitúa en una corriente que va ganando más espacios en el mundo: World Music. Este rótulo, lejos de calificar a un género musical claro, es una categoría amplia que agrupa la música que se escapa de los estilos bien delimitados, y que por lo general carga un fuerte componente étnico, regional e idiomático. Con su aparición, el mercado mundial comenzó a poner en valor a miles de artistas y sus diferentes expresiones musicales, creando una red de consumidores de lo diferente, lo extraño y lo exótico: del encuentro con el otro. Estudiosos de la música regional, tradicional y étnica, Mawaca presentó un show multicultural, que incluye danza y recitación. La base está en el trabajo vocal que realizan sus integrantes para lograr armonías con influencias de la música árabe e indú. Es indudable el aire místico que pretenden transmitir a través de historias, danzas, coreografías y de su llamativo vestuario, también producto de una fusión de diferentes vertientes culturales. Complementando el show, los seis músicos que acompañan al grupo vocal matizan las canciones con texturas también poco comunes en la música moderna, como son las del acordeón y del vibráfono. Utilizan ritmos brasileños, africanos y aires gitanos, creando juntos un collage de culturas muy bien ensamblado. Los detractores de este género afirman que es poco auténtico, que está hecho para un público que no sabe apreciar la cultura en su estado prístino y que está corrompido por estas mezclas for export. Sin embargo, es fundamental reconocer que en la fusión está la semilla de nuevos géneros musicales. De ahí nacen el jazz, el tango, el flamenco y la samba, entre otros. La metáfora entonces queda clara: así como la música crece de mezclas y remezclas, los humanos lo hacemos de mestizajes y remestizajes.

esta nota fue publicada en El Deber y las fotos son de http://www.mawaca.com.br

4 comentarios:

electrokiss dijo...

debe haber sido un deleite para los sentidos no cumpa?

musica y color... una combinacion perfecta!

no puedo dejar de comentar la imagen inferior de la entrada... por los cascabeles...
tengo un collar rojo y turquesa... con unos cascabeles diminutos... y curiosamente suenan al ritmo de los andares...
un dia ande toodo el dia... con Pablo... y no se corto al decirme q parecia una vaquita con cencerro al cuello...
le di una patada voladora (imaginaria) y espero con ansias el verano para volver a ponermelo...

jajajajaja

siempre hablando huevadas...

salud!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

La cultura en su estado prístino está cada vez más relegado a unos pocos. Yo prefiero el collage de culturas, pues así está ahora el mundo después de todo. Un abrazo.

RONALDO dijo...

- Eléctrica, sí, el show fue muy divertido y me gusta que la gente empiece a ocnsumir arte un poquingo más alternativo. Los cascabeles estaban en el escenario. Son como los de nuestros paisanos.
- Vania, yo agregaría que la cultura en su estado prístino es mas bien un collage de culturas anteriores... para mí, todo es mezcla.

jamie dijo...

Cuanto tiempo hace que vi a tremendos artistas no?