lunes, 12 de noviembre de 2007

Jazz Brasil-Holanda [sin palabras]

Ayer pudimos ver un show de un nivel que pocas veces aparece por esta ciudad. Un cuarteto auspiciado por la Embajada Holandesa que sirve de preludio al I Festival Sudamericano de Jazz. Dos grandes de holanda junto a dos grandes de Brasil forman la Plataforma Brasil-Holanda, que en el segundo concierto de su gira por Sudamérica, realizado en el Centro Cultural Franco Alemán, dibujaron sonrisas e hicieron caer las mandíbulas de quienes estábamos ahí. En la guitarra Jan Akkerman, en el piano Mike del Ferro, ambos holandeses, en el bajo Ney Conceiçao y en la batería Marcio Bahía, la contraparte brasileña.
¿Qué les puedo comentar yo, un analfabeto de la música, apenas un entusiasta con ínfulas de compositor, de lo que escuché anohce? Poco. Sólo que en años, no escuchaba música tan buena y a músicos tan buenos. Que la impuntualidad y la mala calidad del sonido siempre deslucen un evento como éste, pero la calidad y la calidez de los artistas hacen olvidarlo todo. Doy muy buenos augurios para el festival naciente. Empezaron con pie derecho.

foto: desde el fondo del teatro se veía así

6 comentarios:

El defensor del derecho al delírio dijo...

Salud por lo que vendrá.

Mi corazoncito palpita... tum! tum! tum!

ocoro dijo...

comparto tu opinion estuvo excelente,se divertían tanto mientras tocaban.

la de la casa nueva dijo...

Y yo que me entero de todo después de que pasa...
Me fuí a ver a Carlos Valverde en el escenario... buenísima obra!! te la recomiendo!

GuitarreroCantor dijo...

Alucinante mi hno.

y si, el sonido, una desgracia.

pero el feeling estuvo d lpm.

un abrazo.

Al Paredon dijo...

Que bien que les gusto, nos vemos en el festival...
MAURICIO

RONALDO dijo...

- Defensor, qué pena que me perderé buena parte del festival. Ya me lo contarás.
- Ocoró, son unos maestros. No cabe duda.
- Javiera, lea pues el periódico.
- Verty, 'dlpm' es la calificación precisa. Un abrazo.
- Mauricio, nos vemos en los primeros días seguro. Gracias por la visita.