lunes, 5 de marzo de 2007

revolución y democracia [allende]

... se abrirán las grandes alamedas por donde pase
el hombre libre para construir una sociedad mejor.

A sugerencia de Jose y a invitación de mi padre, el sábado tuve la oportunidad de ir a ver el documental Salvador Allende en el Cine Bella Vista. Mucho he escuchado sobre este personaje y poco he realmente visto o leído. La película en general no me pareció tan buena como documental. Muy fragmentaria, desordenada, altamente parcializada y bueno ¿qué quieren que les diga? Yo esperaba más. Sin embargo me motivaba más que el documental, la curiosidad para desmitificar al héroe mártir y conocer al hombre. Creo que por eso mi visita al cine finalmente fue un éxito.

Salvador Allende Gossens (1908-1973) nació en Valparaíso, Chile, estudió medicina, le apodaban el chicho, inició su vida política en 1929 y en 1933 estuvo en la fundación del Partido Socialista de Chile del cual sería secretario general en 1944 y senador en 1945, 1953, 1961 y 1969 (casi nada ¿no?), en 1966 fue Presidente del Senado y desde el ´52 su porcentaje electoral subió de un simple 5,45% a un 36,6% en 1970. Ese año llegó a la presidencia de Chile gracias al apoyo parlamentario de la democracia cristiana. Se declaraba revolucionario socialista y demócrata... algo quizás impensable en un continente donde las revoluciones se llevaban a la cubana, es decir, por las armas. Con Vietnam en pleno, el Che recientemente muerto en Bolivia, la guerra fría dirigiéndose hacia la crisis de los misiles y nada más y nada menos que Nixon y Kissinger en la Casa Blanca, Allende era un engendro extraño, difícil de digerir por lo inimaginable de su empresa: la revolución en democracia. Llegar al poder por los votos y modificar estructuralmente al estado con la voluntad del pueblo. Sin duda sentó un precedente para lo que hoy llamamos la revolución pacífica. La democracia para él era, más que una obligación, una vocación, una máxima imprescindible para la revolución... una revolución civilizada y no violenta, al contrario que la que teorizaba Marx. Un gran hombre sin duda, más allá de sus ideas acertadas o erróneas.
Hoy me tiento a extrapolarlo hacia la imagen de los neo-socialistas de América Latina. Los victoriosos: Chávez, Evo, Correa... y los derrotados: López Obrador, Humala... ¿Qué pensaríamos de Allende en el contexto actual? ¿Diríamos que es un loco radical? ¿Un demagogo? ¿Cómo ver a este personaje a la luz de nuestra coyuntura de mayorías absolutas y discursos tan encendidos como aquellos? ¿Los mismos sueños o los mismos trasnochados? ¿O seremos nosotros los que estamos mal? Me obligo a reflexionar, ¿usted no?

la foto es de porporo club

6 comentarios:

columba dijo...

Uao, al fin encontré un blog que trate del tema. soy estudiante de historia y la nueva izquierda latinoamericana es mi fuerte. muy buen blog. te estaré leyendo.

Caminante Con Destino dijo...

Que soledad tan sola te inundaba
en el momento en que tus personales
amigos de la vida y de la muerte te rodeaban;
que manera de alzarze en un abrazo
el odio, la traición, la muerte, el lodo,
lo que constituyó tu pensamiento ha muerto todo.

Que vida quemada, que esperanza muerta
que vuelta a la nada, que fin,
un cielo partido, una estrella rota,
rodeaban por dentro de ti.

Llegó este momento no hay más nada
te viste empuñando un fusil,
volaba lejos tu pensamiento
justo hacia el tiempo de mensajes
de lealtades, de hacer,
quedaba darse todo al ejemplo

y en poco tiempo una nueva estrella armada hacer.


Que manera de quedarse tan grabada
tu figura ordenando nacer
los que te vieron u oyeron decir ya no te olvidan,
lindaste con Dos Ríos y Ayacucho
como un libertador en Chacabuco
Los Andes que miraron crecer te simbolizan.


Partías el aire, saltabas las piedras,
surgías perfecto de allí,
jamás un pensamiento de pluma y de palabra
devino en tan fuerte adalid
cesó por un momento la existencia
morías comenzando a vivir.


volaba lejos tu pensamiento
justo hacia el tiempo de mensajes
de lealtades, de hacer,
quedaba darse todo al ejemplo
y en poco tiempo una nueva estrella armada hacer.

Pablo Milanés
A Salvador Allende en su combate por la vida
ALBUM: Cancion para la unidad latinoamericana (1978)

Salvador Allende debia morir, porque era un revolucionario, esto lei de Silvio esta una oda de Pablo, que Seria de el ahora, un Radical un anti-autonomia, pa que toque ese tema, solo que el gano por la democracia y un asesino lo derroco, que hablen los hijos sin padres, que hablen, que hablen los pinguimos, que hable el caos de santiago, que hablen nuestros pobres, que hablen los damnificados el que perdio sus tres vacas y su media hectarea de maiz, que hable el profesional desempleado que acabo su ultimo quinto, pa comprar el deber y encontrar basura de nuevo, el que se gasto todo entregando su curriculum, y nadie le llama, que hable esta sociedad desigual en que vivimos, que hablen los que suben a los micros que escupen gente, que hablen los niños que este dia se sentaron en ladrillos, y las desnutricion los va a matar, que hablen los niños que pasan sus vacaciones en las carceles, que hablen las prostitutas, los cleferos, los drogadictos, y nuestra sociedad de mentira, mas new stile, vienen en camino, mas mentiras vienen a nuestras espaldas mientras, SALVADOR ALLENDE no se recuerda pa nada

RONALDO dijo...

¡¡¡Perdón!!! Queriendo borrar mi comentario anterior terminé borrando el de Julio Panoff. Sorry bro! Aquí va!

Julio Panoff desde Nueva Zelanda
dijo...
Un Documental muy bueno sobre la politica de chile durante el gobierno de Allende es La batalla de Chile, por patricio Guzman. http://www.imdb.com/title/tt0072685/

http://www.radiozumbi.blogspot.com/

adhemar dijo...

Ronaldo, cundo nos veamos nuevamente, tal vez en otro documental, recordame, tengo material sobre el golpe de estado a Allende que salió publicado con cd incluido donde se escuchan los diálogos de los conspiradores, inclusive la voz del gran condor.
Como vos debes saber los documentales al igual que las películas, se los debe analizar desde muchos puntos de vista: el tema, la imagen, la música, la ambientación etc. Este documental reune buenas partes de cada una, pero sobre todo muestra desde el ángulo del productor la faceta revolucionaria y combativa de Salvador Allende; la utopía a alcanzar y que al final le cuesta la vida. Esta utopía, a pesar de las aves agoreras actuales que se inscriben en la lista de los socialistas arrepentidos o reformados o reconversos, sigue vigente, como sigue vigente la ancia del hombre por la libertad, la justicia y el bien común. Justamente la utopía socilista resume todo esto. Otro mundo y otra sociedad es posible. Saludos

RONALDO dijo...

- Columba, Welcome! Me gustaría leer tus reflexiones y opiniones al respecto.
- Caminante, ésa es la idea de éste post. Recuperemos su experiencia y nutrámonos de él como estadista, como demócrata, como revolucionario y como humano. Y que hablen los que tengan qué decir.
- Julinho, se agradece la contribución. Habrá que buscar la peli. Tiene muy buenos comentarios. Gracias viejo!
- Gracias por el ofrecimiento Adhemo. Lo tendré presente en nuestro próximo encuentro. Al documental lo critiqué estéticamente... el fondo del asunto fue muy enriquecedor. Hay mucho que charlar sobre este compañero. Un abrazo!

adhemar dijo...

Queda pendiente el encuentro, haber si lo animas a tu viejo -Kalumus Kalomatis- para que propicie el junte en su residencia, yo llevo los vinos...