martes, 9 de octubre de 2007

hoy te dejo en paz

Ayer 8 nació el mito que aborrezco, hoy 9 murió el hombre al que admiro. Hace cuerenta años un militar boliviano de bajo rango, Mario Teherán, con muchas dudas pero cumpliendo órdenes expresas -aún no sabemos de quién- asesió a un hombre. Nada más que un hombre. Un Osama Bin Laden de la época, un prófugo, un tipo que pensaba diferente y actuaba en consecuencia, es decir, diferente. Claro, la comparación odiosa con el musulmán de la yihad intenta -creo- poner en contexto los sentimientos encontrados en torno a esta persona que se enfrentó al imperio con uñas y dientes y que pereció en esa lucha titánica... quizás en el país más ingrato de todos en los que podía haber perecido: en una falsa democracia, con un campesinado seco por dentro, como las piedras, sin la brisa húmeda y el calor humano del Caribe, donde la enorme mayoría de la gente es conservadora y a veces hasta retrógrada, donde tuvieron las agallas de mostrarlo muerto como un trofeo pero no de repatriarlo para darle la sepultura que todo ser humano merece. Un triste final para alguien con tanto valor.
Che, el integrista latinoamericano, hoy resuena en las voces de presidentes, de activistas a nivel mundial, de gente que vive de aquella foto de Alberto 'Korda', de gente que predica a un líder muerto y que se aprovecha para llenar su imagen de sentido vacío. Me molesta ese mesianismo.
Hoy lo quiero dejar en paz, lo quiero recordar así, porque éste ya no es su tiempo, estos ya no son sus métodos, éste ya no es su discurso... pero sí es la misma aventura. Tendremos otros imprescindibles, tendremos otros caudillos acorde con nuestra realidad y nuestro contexto. Hoy quiero que desparezca el Che y quede Ernesto Guevara la Serna... Fuser. foto: sí. yo también pondría esa cara.
ESTA SEMANA ANIMAL DE CIUDAD ESTÁ EN BLOGSBOLIVIA

17 comentarios:

Santiago Terceros dijo...

Hacias falta vos. Viva una nueva generación!

Lingam dijo...

Ronaldo: Estos días he estado con el Ché muy presente... en mente y también en corazón. En dimensiones distintas; en imágenes.
En el Fotoencuentro expusieron una muestra de fotografías del Ché muerto. Me impresiona la expresión de sus ojos. Y me da rabia la expresión de los milicos a su alrededor, mirándolo como a mierda...
El domingo vi 3 documentales acerca de su vida y muerte, uno de ellos con sorpresa, pues era bastante distinto a los de siempre: mostraba el contexto boliviano, de entonces y el actual, haciendo notar que nuestra gente y nuestro país, no fueron propios para su intento revolucionario.
Anoche, Pedro Grossman leyó un pequeño fragmento sobre él en el Etno. Y hoy, me completas la experiencia con tu texto.
Anoche conversamos un cahito con Pedro acerca de la desmitificación del Ché, de la necesidad de regresarlo a su naturaleza de hombre, de convertirlo en Ernesto Guevara, para generar otra lectura, distinta, que es también imprescindible.
Hoy, igual que tú lo haces y me has contagiado de la intención, espero que otros lo dejen en paz.
Un abrazo y ya nos vemos!!!

vera dijo...

Ronaldo, coincido contigo y me uno especialmente a este párrafo:

"lo quiero dejar en paz, te quiero recordar así, porque éste ya no es su tiempo, estos ya no son sus métodos, éste ya no es su discurso... pero sí es la misma aventura."

¡Tan acertado, como imprescindible!

Vera

vera dijo...

De hecho mi lunes de etno quedó frustrado porque agendaron un homenaje más..., pasó sin ver, pero sin olvidar
vera

El tal romero dijo...

Querido Animal de ciudad:
Te conozco personalmente y sé que sos un buen tipo. Da gusto ver que nuestra generación no está tan jodida.
Un salud! por el descanso del Che.

Marco dijo...

Grande compadre. El hombre nuevo somos nosotros.

Azael dijo...

esa onda... me gusta esa idea... ahora quedamos nosotros, pero con la enseñanza de que un hombre solo no vale como todos unidos

boris miranda dijo...

Viejo vos la tenés más clara que cualquiera. Yo, después de tanta lluvia caida todavía no he terminado de armonizar que significó el Che. Suerte en la búsqueda-configuración de este tiempo que propones. Buscando vamos construyentonos nosotros tb, además ¿no seríamos malos personajes verdad?

Javier Sandoval A. dijo...

Y bueno...querido, no pienso opinar sobre el tema porque ya me cansé de hacerlo y no me gusta repetir cosas (todos saben que soy derechista). Pero voy a intentar hacer un poquito de humor: Boris debe tener razón (me imagino que lo habrá averiguado) en eso de que vos "la tenés más clara que cualquiera".....es que andás muy blanquito colega...jajajajaja.
Y bueno...otra de las razones por las cuales no quiero opinar es que seguro me voy a hacer odiar y podría tener: "Una muerte muy jodida". Jajjajajajaa.

Edson H. dijo...

Hay fuegos que nunca se apagan. Hay luces que nunca dejan de iluminarnos. Y hay muertos que nunca mueren. El Che es uno de ellos y en este momento te esta mirando. Le volcaràs la cara?

David Mamani Cartagena dijo...

Entre el mito que aborreces y admiras no hay mucha tela que corta. De qué trofeo hablas si ni siquiera la cia sabe donde lo enterraron, si ni los vallegrandinos saben a quien le prenden velas; y todo eso porque nunca se hizo la repatriación dichosa que vos decis. Coincido con vos de la idea anacrónica del che, pero creo que es mejor que descanse en paz de una buena vez el che, ernesto de la serna, el mito, el hombre nuevo, el rebelde; y todas esas pajas que inspiran más pajas a nuevas generaciones carentes de paradigmas y que se refugian oportunamente en mitos.

Maria Gisela Mendoza dijo...

hoy me acorde de esto, cuando dos de los abogados con que trabajo hablaban sobre la ignorancia de algunos jovenes en cuanto a lo que representa y fue el ché. al menos antes se le tenia muy presente por algo, ahora por una camiseta, pañoletas, botones y por uno de los mejores foto reportajes, el de korda.
saludos animal de ciudad

Albanella dijo...

Buscando horizontes nuevos hacia donde expandir la lucha, encontró Bolivia. Sin embargo, ni la gente ni la tierra son las mismas, ni las distancias ni el apoyo son iguales y eso le faltó calcular (¿?) Dejemos de cavilar sobre las razones de su muerte, dejemos ya de idolatrar a una figura que hasta hoy ha perdido mucho de su esencia. Hombres así no pueden tener muertes comunes, él mismo dijo que quería morir en combate y así fue. Tan sólo recordemos al hombre que fue...

Besos..

RONALDO dijo...

Vamos por partes...
- Santi, no podía quedar indiferente a la fecha. Un abrazo.
- Lingam, en definitiva Bolivia no era para el Che. El porqué de su venida será un misterio por siempre.
- Vera, éste es mas o menos un manifiesto para que dejemos descansar en paz al hombre. Lo tenemos atorado en la cabeza y en el alma... como a un fantasma.
- Fulano de tal, gracias. Me halagas. No sé que más decirte.
- Marco, busquemos al hombre nuevo del siglo XXI... creo que ésa es nuestra misión hoy. El Che lo fue... en el siglo XX.
- Rodo, aprendamos de él... pero dejemoslo morir en paz. Mitificarlo más lastima su vida de ser humano.
- Boris, que me libre la providencia de tenerla clara... en la búsqueda está lo hermoso de la vida. Sigamos buscando nuestras respuestas... todos. Un abrazo compañero.
- Javier, efectivamente. Feeney y yo la tenemos clara... el Negro Arias la tiene oscura. Gracias por no opinar... definitivamente tendrías "una muerte muy cojuda".
- Edson, el Che ha muerto. Ahí no hay poesía. Lo admiro y, por respeto a su memoria, quiero dejarlo descansar antes de seguir matratando su imagen. sus ideas segurán vivas en las cabezas de otros hombres y mujeres del siglo XXI. Busquémolos.
- David, primero: cualquier persona sabe que un mito no es igual a la persona real que le da orígen. Me parece tonto que creas que el Che mítico es la misma persona que en vida fue Ernesto Guevara la Serna. Aborrezco al mito, admiro al hombre. Que te quede claro.
Segundo: me parece cínico (o cuando menos desinformado) que no aceptes que Barrientos y Ovando Candia, Presidente de Bolivia y Jefe del Alto Mando Militar, se sacaron fotos frente junto cadaver del Che hecho una coladera en la famosa lavandería del hospital Señor de Malta de Vallegrande. Si eso no es exponer un trofeo, contame ¿qué es? Además ¿no te parece que es una cojudez decir "yo, Presidente de Bolivia, me saque una foto junto a al cadaver de un prófugo internacional ayer y ahora no se donde lo hemos enterrado?"... los militres eran hijos de puta pero no eran burros. Todos sabían muy bien donde estaba y nunca quisieron contarlo... creo que estás negando hechos concretos sin un análisis adecuado.
- María Gisela, ésa es la diferencia que quiero hacer... hagamos desaparecer al mito y liberemos al alma del hombre.
- Alba, desgraciadamente el Che murió fusilado... no en combate. Triste final para un hombre que valía mucho. No se hable más de él.

David Mamani Cartagena dijo...

Ronaldo:

Acotando a lo que dije, simplemente estoy hasta los huevos con el che y la fiebre de las palabras de homenaje (me incluyo), como mito, como hombre, como merchandise, como todo.

Repito, espero que de una vez dejen descansar en paz su nombre (memoria), porque su imagen e ideas se siguen vendiendo y vaya uno a saber por cuánto tiempo más.

El defensor del derecho al delírio dijo...

Es una pena que hombres, mujeres, personas y seres humanos en general, critiquen al Che! o a Ernesto; él puso el pecho y empuñó un arma por sus ideales... (que espero coincidamos todos: eran nobles) Seamos valientes y empuñemos OTRAS armas, a la altura de nuestros tiempos, capaces de alterar, aunque sea solo un poco, el estado de las cosas.
Coincido con vos Ronaldo, habrá que dejarlo descanzar en paz.

RONALDO dijo...

- David, seguramente estás hasta los huevos del Che porque sólo ves al mito. La historia del hombre es mucho mas rica. En todo caso coincido en que hay que empezar a mirar hacia otros modelos y dejar que este descanse (en paz).
- Delirante, coincido pero, claro, en democracia todos son libres de opinar y eso también es bueno.
Ahora la provocación ¿qué ejemplos tenemos en la actualidad?